Alicante: Los jueces detectan condenas que no se cumplen por el retraso en ejecutarlas

EL COLAPSO EN LOS JUZGADOS DE LO PENAL PROVOCA QUE ALGUNAS PENAS PRESCRIBAN ANTES DE LLEVARSE A CABO.

El colapso en los juzgados de Alicante está provocando que algunas penas no puedan cumplirse debido al retraso en ejecutarlas. Así lo reconoció ayer el juez decano, Juan Carlos Cerón, durante la presentación de la Memoria 2011 relativa al funcionamiento y situación de los distintos juzgados del partido judicial de Alicante. Cerón admitió que en los juzgados de lo Penal "hay un preocupante" retraso en las ejecutorias de las sentencias (que según los últimos datos recabados por este periódico relativos a 2011 mantenía pendientes de ejecutar más de 4.000 fallos dictados por los jueces) y que esta demora está haciendo que algunas de las condenas prescriban sin que se hayan ni siquiera iniciado, aunque puntualizó que se trata de casos aislados, a veces, por la falta de insistencia en la localización del infractor.

Los ochos juzgados de lo Penal "siguen padeciendo un elevadísimo nivel de asuntos", indicó Cerón. En el año 2009 se repartieron a estos órganos 9.293 asuntos, en 2010 se alcanzaron los 9.397 y el año pasado se repartieron 9.145, lo que está provocando que los juicios ya se estén señalando para la segunda mitad de 2013. El extraordinario volumen de casos y la dedicación de los jueces de lo Penal a celebrar juicios "por encima de la media para dar salida a los asuntos hace que se consiga un elevado número de sentencias al año que se han de ejecutar", por lo que la Junta de Jueces solicitará a la Sala de Gobierno la creación inminente de un plan de apoyo para la tramitación de ejecutorias pendientes.

En cuanto a los juzgados de Primera Instancia del partido judicial de Alicante reciben el doble de asuntos de la cantidad aconsejada, con más de 2.650 en 2011, algo que Cerón tildó como "cifra extraordinaria" que refleja la sobrecarga de trabajo y la insuficiencia de la planta judicial alicantina "si se tiene en cuenta que ningún órgano de este tipo debería asumir más de 1.400 casos al año". En el partido judicial de Alicante hay doce de estos juzgados, dos de ellos especializados en familia, y la situación, que definió como alarmante, ha obligado a pedir la creación de tres unidades nuevas. 

El juez decano también destacó que en Alicante es especialmente preocupante la situación de los juzgados de lo Contencioso y de lo Social, y que en estos últimos la nueva reforma laboral va a hacer que haya más colapso todavía. Tras hacer un repaso pormenorizado de la carga de trabajo que recibe cada jurisdicción aludió a la urgente necesidad de crear la Ciudad de la Justicia de Alicante. 

Ante esta situación, Juan Carlos Cerón explicó que el tiempo que pasa desde la petición de tutela judicial por parte del ciudadano hasta la resolución por el juzgado correspondiente es "excesiva". A esto se añade, dijo, la cantidad de dinero inmovilizado que se encuentra retenido por empresas en concurso cuyos procedimientos están sin resolver o la paralización de multas o indemnizaciones de las que no pueden disponer los indemnizados, dinero que, insistió, "debería estar en circulación especialmente en tiempos de crisis como ahora".

En cuanto al proyecto de un nuevo reparto de partidos judiciales, Cerón indicó que cuando se agrupan partidos judiciales limítrofes éstos se convierten en "más potentes", y señaló que sería positivo en la provincia la union de los partidos judiciales de Elda y Novelda.

Fuente: www.diarioinformacion.com