El Consejo General del Poder Judicial pide seis nuevos juzgados en Castellón para frenar el colapso

EL CGPJ PIDE AUMENTAR SALAS EN CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO, PRIMERA INSTANCIA, MERCANTIL, PENAL, SOCIAL Y EN VIGILANCIA PENITENCIARIA.

Castellón necesita, al menos, seis nuevos juzgados para comenzar a solucionar el grave problema de colapso judicial que padece en la actualidad, una petición que viene avalada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ha publicado una memoria de necesidades de plazas y órganos judiciales a nivel nacional.

El informe, elaborado a partir de los datos manejados por los distintos Tribunales Superiores de Justicia, refleja que Castellón requiere de un juzgado de primera instancia e instrucción, uno de penal, uno de contencioso administrativo, uno de social, uno de vigilancia penitenciaria y otro de mercantil, que deberían ser incluidos según el CGPJ en la próxima configuración de la planta judicial.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) sitúa a Castellón como el territorio autonómico más necesitado de nuevos órganos judiciales, ya que acumula seis de los 22 nuevos juzgados que demanda este órgano, un número mayor que los cuatro de Valencia o de los tres que requiere Alicante. A nivel nacional, son 249 los nuevos órganos judiciales requeridos, según el CGPJ.

Estas peticiones tropiezan, sin embargo, con la mala situación económica del Consell, órgano encargado de tramitar la creación de nuevos juzgados. Y es que la Conselleria de Justicia no tiene actualmente presupuesto suficiente para ampliar las plantillas -tal y como relató en enero su director general, Antonio Gastaldi, al presidente de la Audiencia Provincial, Carlos Domínguez-, por lo que, por el momento, no se prevén ni nuevos juzgados ni más personal judicial.

Una mala noticia para los jueces y magistrados de la provincia, ya que Castellón posee la segunda mayor tasa de congestión judicial de toda España, tal y como reflejan las cifras del CGPJ.

De mal en peor

El último informe estadístico emitido por este órgano, que hace balance de la actividad judicial desarrollada durante el primer trimestre del año a nivel nacional, pone de manifiesto que el nivel de congestión en los juzgados castellonenses se ha elevado todavía más respecto a 2010, un año en el que los magistrados ya habían denunciado vivir una situación «límite» debido a la sobrecarga de trabajo que sufren día a día.

En concreto, de enero a marzo el CGPJ sitúa la tasa de congestión en la provincia en un 2,94, lo que la sitúa como el segundo territorio con peor funcionamiento de los juzgados a nivel nacional, ya que únicamente le supera Toledo (3,14).

En el mismo periodo del pasado año, esta tasa se situaba en Castellón en un 2,82, lo que no hace sino confirmar que con el paso del tiempo el problema va empeorando y no tiene visos de solucionarse.