NUEVO EMPLAZAMIENTO DE LOS ARCHIVOS JUDICIALES

Tras mas de 18 años en la naves del camino de Moncada con un gasto anual de 360.000 €,  la Conselleria de Justicia anuncia a bombo y platillo que dejan de gastar dicha cantidad anualmente, cuando desde hace muchos años que tenían a su disposición un alojamiento para dicho archivo en Riba-roja.

Si algo podemos agradecer a la actual situación de crisis es que empiecen ha darse cuenta de la cantidad de dinero que se estaba malgastando que no sabemos a quien beneficiaba, desde luego, no al servicio público.

A todo este despropósito, hay que añadir que este traslado se ha realizado sin la creación de dicho servicio y  sin la dotación de plazas, con lo que se desconoce la situación actual de los funcionarios que "voluntariamente" están cubriendo este servicio.

Desde Intersindical Justicia hemos exigido a la Dirección General de Justicia que se cree el servicio de Archivos y se dote de la plantilla necesaria para su funcionamiento.

El nuevo archivo judicial reduce el gasto en 360.000 euros

El traslado del archivo judicial desde Moncada al nuevo edificio de Riba-roja va a suponer para la Conselleria de Justicia un ahorro anual de más de 340.000 euros. La mayoría de esta cantidad, unos 360.000 correspondían al alquiler de las antiguas instalaciones.

«Además hay otros ahorros indirectos en costes de mantenimiento, optimización de tiempos y costes energéticos», apuntó ayer el conseller de Justicia, Jorge Cabré, que enmarca este traslado dentro del Plan de Ahorro en la Administración de Justicia, en el capítulo de alquiler de sedes.

El nuevo archivo judicial provincial de Valencia se ubica ahora en un complejo de edificios y naves propiedad del Consell. En concreto, en el Centro de Archivo y Logística de la Generalitat.

«Se trata de un verdadero archivo judicial provincial, ya que el anterior, aunque tenía la competencia reducida al partido judicial de Valencia, acabó recibiendo documentación judicial de otros partidos judiciales de la provincia, con la consiguiente saturación de fondos», explicó Cabré.

En veinte días ya se trasladaron 250.000 cajas con unos 7,5 millones de expedientes judiciales y 180.000 piezas de convicción. Para evitar la saturación de cajas y expedientes, la Dirección General de Justicia realizó las gestiones oportunas «para dotar a la Justicia valenciana de unas instalaciones amplias, modernas, funcionales y seguras», dijo el conseller.

Los edificios disponen de todas las medidas de vigilancia que el archivo de tal cantidad de papel requiere, así como del valor intrínseco de los expedientes. Mayor seguridad frente a incendios y la última tecnología frente a intrusos, con recinto vallado y cerrado y vigilancia las 24 horas.

Fuente: www.lasprovincias.es